Ver más...Con el descubrimiento del Estrecho de Magallanes (Hernando de Magallanes, nov. 1520) se iniciaron los viajes de exploración del extremo sur de América.

En un principio los exploradores fueron españoles, pero luego, en parte para contrarrestar el dominio español, surgen aquellas de ingleses, holandeses y franceses que exploraron las colonias españolas con un fin guerrero, comercial o aun científico.

Los primeros comentarios sobre las plantas que encontraban en los sitios de desembarco, se refieren frecuentemente a plantas medicinales (por ejemplo las de propiedades antiescorbúticas), a plantas alimenticias y a aquellas de maderas útiles.Ver más...

Una de las primeras obras en que aparecen algunas de nuestras plantas útiles, es la del francés Louis Feuillée, quien viaja por América meridional, Perú y Chile, entre los años 1709 y 1711.Ver más...

A partir de 1753, con la publicación de Species Plantarum por Linneo, se establece la nomenclatura binomial, es decir que cada especie animal o vegetal se designa con dos nombres, el primero para el género y el segundo para la especie. Se da inicio también a la exploración con fines de estudio para recolectar y describir especies, depositándolas en herbarios, que serán investigados por diversos científicos.

Ver más...Con el fin de ampliar las colecciones del Jardín Botánico Real de Madrid, el rey Carlos III de España envió varias expediciones de naturalistas a diferentes países; Perú y Chile les correspondió a Hipólito Ruiz y José Pavón, quienes formaron colecciones en algunos puntos entre Talcahuano y Santiago entre 1782 y1783. La obra que publicaron posteriormente es en 3 tomos y poseeVer más... más de 300 láminas de plantas.

El mismo Rey Carlos III envía a otro explorador Luis Née, quien recorre algunas zonas de la zona central y austral de Chile. Las colecciones formadas por Née fueron estudiadas y publicadas por Antonio José Cavanilles, cuya obra en 6 tomos y 600 láminas, representa el apogeo del arte de la ilustración botánica que se alcanzó en el siglo XVIII.

Ver más...El primer naturalista chileno, el abate Juan Ignacio Molina, luego de su expulsión de Chile por ser jesuita (1768), publica en Italia, una obra que por mucho tiempo fue la fuente principal de los conocimientos sobre las ciencias naturales de nuestro país. La única ilustración sobre plantas representa el pehuén, la palma y el culén.

Ver más...Un viaje científico inglés dirigido por el capitán Beechey (1825 a 1828) toca algunos puntos de Concepción, Valparaíso y Coquimbo; las colecciones fueron estudiadas posteriormente por William Jackson Hooker y G. A.Walker Arnott en 1841. En dicha obra se ilustran varias de nuestras especies.

Ver más...En 1827 llega a Chile, Eduard Poeppig, médico y naturalista alemán que explora dos años y es la primera vez que un naturalista extranjero permanece un largo tiempo. También visitó otros países de Sudamérica, y la obra de 3 tomos y 300 láminas fue escrita junto con Stephan Endlicher y por primera vez los dibujos son iluminados a color.

Ver más...La expedición al Polo Sur de John Clark Ross (1839 al 1843), lleva al famoso naturalista inglés Joseph Dalton Hooker. La parte que incluye a Chile es conocida como Flora Antarctica y publicada en 1847.

Hasta ese momento tanto las regiones más australes como aquellas cercanas a las ciudades importantes, estaban relativamente exploradas, pero aún faltaba mucho por descubrir.

Ver más...Luego de su Independencia, la joven República de Chile comenzó a preocuparse de conocer sus riquezas naturales. El profesor de ciencias naturales, Claudio Gay, quien ya vivía en nuestro país, fue contratado por el Gobierno de Chile para hacer la exploración científica de nuestro territorio. Lo recorre desde Copiapó a Chiloé, entre 1830 y 1842.

Su obra maestra "Historia Física y Política de Chile", publicada en español y con la colaboración de diversos botánicos, en París, consta de 28 volúmenes (8 de botánica) y 2 atlas (1 costumbrista y de botánica), constituye una obra sin precedentes en América a esa fecha. La misión que le había confiado el Gobierno de Chile, incluía también la formación de un Gabinete de Ciencias Naturales, que fue la base del hoy llamado Museo Nacional de Historia Natural.Ver más...

Antes de Gay, de la flora de Chile se conocían alrededor de 300 especies y en su obra se describen 3767 especies.

Por otra parte varios otros colectores de semillas, las enviaban a jardines botánicos de Inglaterra, donde se cultivan plantas de todo el mundo. Dichas especies aparecían descritas e ilustradas en el "Curtis’s Botanical Magazine, publicación que abarcó casi 200 años sobre "plantas extranjeras más ornamentales". En ello participaba el famoso botánico William Jackson Hooker, ya mencionado.