Chloraea incisa Poepp.
Fragm. Syn. Pl. 17. 1833.

Hierba perenne de 40-97 cm de alto. Hojas secas al florecer. Espiga de 6-9 flores grandes, distanciadas.

Brácteas membranosas con la punta delgada, del largo de los ovarios. Sépalo dorsal angostamente lanceolado, agudo y recurvado longitudinalmente en la mitad apical, los laterales de color verde lineares, colgantes, ligeramente contorneados, ensiformes con engrosamiento verde negruzco espatulado que abarca el tercio inferior del sépalo con apéndices cilíndricos muy cortos hacia el ápice y los bordes; de 2,5-3,5 cm. Pétalos oblongos, obtusos de 2-3 cm; papilosos y verrugosos sobre los nervios. Labelo anchamente oblongo, trilobulado con los lóbulos redondos el intermedio recortado-dentado; el disco recorrido por 5-7 laminillas que hacia delante se deshacen en hoces y papilas cilíndricas, de 2-3 cm. Ginostemio la mitad tan largo como el sépalo dorsal; los pétalos y el labelo blanco con verde.

Descrita originalmente por Poeppig en 1833, sobre la base de material colectado en diciembre de 1828 o enero 1929 en las cercanías del volcán Antuco (provincia de Bio Bio). La primera colecta de la especie en la costa de Valparaíso la obtiene Kraenzlin, por lo menos antes de 1904, cuando la cita para Quintero en su Orchidacearum Genera et Species. Correa (1969), sinonimizó la especie con Chloraea virescens (Willd.) Lindl. En 1995, Van Nieuhuenhuizen, lleva cabo la mayor prospección de orquídeas nativas desde los tiempos de Reiche (1910); en las cercanías de Los Angeles (provincia de Bio Bio), encontró ejemplares que luego de su estudio incluyó en C. incisa, insistiendo en su validez como taxón al nivel de especie (ms. no publicado).

Distribución geográfica general: desde la provincia de Valparaíso hasta la de Valdivia,
tanto en la zona del litoral como en las cordilleras bajas.

Floración: Diciembre a enero.

Origen: Endémica de Chile.

Fotos: P. Novoa

Volver a la tabla 11

Volver a la clave de Chloraea