Chloraea crispa Lindl.

Con frecuencia se observan pequeñas avispas que permanecen largos ratos, absolutamente quietas, entre los sépalos y pétalos de esta orquídea,  probablemente para reposar, refrescarse o simplemente, dormitar. También es común ver algunas arañas que tejen sus redes en sus flores lo que sugiere que es prufasemente visitada por insectos.

Fotos:Mauricio Cisternas.

 

Volver a Chloraea crispa