Año 6. Nº 1.


3.       CAJUEIRO (MARAÑON, CAJÚ)

Anacardium occidentale L. (Fam. Anacardiaceae).

Es originario del litoral Atlántico tropical americano, incluyendo las Antillas. Algunos limitan el área al noreste del litoral brasileño (Méndez Ferrao, 1998:26). Para otros autores existen indicios de que su centro de origen se encuentra en la faja costera del Brasil septentrional y nororiental (FAO, 1992:13). La mayoría de los autores la señalan como nativa de Brasil y parte norte de América del Sur. En el siglo XVI los portugueses lo introdujeron en la India y probablemente en África.

Las plantaciones y masas espontáneas de mayor tamaño en el mundo se encuentran en África, especialmente en Mozambique, y en la India. En este país es cultivada en todas las provincias, con las plantaciones más considerables en Nampula e Inhambane. El Diario "Noticias" de Maputo escribía el 24 de Enero de 1996 que …"más de 18 millones de cajueiros en Nampula estaban amenazados de extinción por falta de insecticidas", por lo que se estaba tratando de desarrollar una variedad de Cajú resistente a la plaga. Aún así, el país era a esa fecha uno de los mayores exportadores de la nuez de marañón del mundo.

En la América del Sur se la cultiva en algunos lugares como planta medicinal e industrial.

Indicaciones y procedimientos en Mozambique

USO INTERNO

·         Hojas tiernas en decocción:

o        Diarrea y disentería: tomar sin precisar.

·         Hojas frescas en decocción mas hojas de kakana (Monordica balsamina):

o        Varicela y fiebres en general: tomar 1 cucharada (niños) y ½ taza (adultos), ambos 3 veces x día.

·         Hojas frescas en decocción:

o        Tos: tomar sin precisar.

·         Hojas frescas de cajueiro, mas hojas de abacateira (Persea americana) y de goiabeira  (Psidium guajaba), en decocción:

o        Tos: tomar 1 taza 3 veces x día; inhalar 2 o 3 veces x día.

·         Corteza en decocción:

o        Tos: inhalar 2 o 3 veces x día

·         Seudofruto en decocción:

o        Diabetes y limpiar sangre: tomar ½ taza 3 veces x día.

USO EXTERNO

·         Hojas frescas aplicadas externamente:

o        Erupciones de la piel.

·         Aceite del pericarpio de la semilla:

o        Verrugas y callos.

Observaciones: Las indicaciones recogidas privilegian las hojas, solas o con otras especies. La mayor parte de las indicaciones son de uso interno. Externamente se ocupan preferentemente las decocciones. También se aplican las hojas en erupciones cutáneas, indicación también registrada por Jansen y Méndez (1990:80) y el epicarpio (aceite) en aplicaciones contra verrugas y callos.

El extracto de cáscara de semilla, administrado oralmente tiene acción hipoglicémica según Jansen y Méndez (1990:80). El mismo efecto es atribuido a la almendra por Lewis (1977 en Jansen y Méndez, 1990:80).

Las hojas de Cajú han demostrado tener actividad antibacteriana significativa contra Staphylococcus aurens, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli (Ogulana y Ramstad, citado por House y otros, 1995), todo lo cual en muchos casos, justificaría el empleo que de ellas hace la población. Se ocupan además la corteza, el seudo fruto y el pericarpio de la semilla.

El GEMT (1981) en su "Cuaderno de Saúde", señala para esta especie los mismos usos constatados por la autora, citando como medicinales la corteza, caule, hojas y fruto inmaduro. Sólo agrega el empleo como odontálgico sin especificar procedimiento ni parte empleada, indicación no constatada por ésta.

Indicaciones y procedimientos en los países americanos

El empleo de ésta especie está orientado a las hojas, corteza, resina, fruto, epicarpio del fruto, seudofruto, raíz y flores.

Las hojas en infusión son empleadas como antidiarreico en Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras, Perú y Panamá. En este último país también es utilizada para combatir la hipertensión. En Brasil las hojas secas en infusión son indicadas en la diabetes.

Las hojas en decocción se utilizan como anti-febrífugas en Honduras y Perú. En Brasil y Ecuador indicadas contra el resfriado y en Ecuador además para el reumatismo. En Cuba las hojas en infusión son empleadas contra resfriado y dolor de garganta (gargarismos) y en Colombia, contra aftas y ulceraciones de la boca.

La corteza en decocción es señalada como antidiarreico en Brasil, Colombia, Cuba, Honduras y Perú; empleada en el tratamiento de la diabetes en Brasil, Colombia y Perú (Amazonía). La corteza en infusión es considerada en Argentina como un buen remedio contra las enfermedades nerviosas.

La corteza en decocción es usada contra inflamaciones e irritaciones de la garganta en Brasil y Honduras, país este último en el cual se emplea en gargarismos. En Colombia se emplea como tópico en inflamaciones, aftas y placas en la garganta. En la Amazonía peruana la corteza es empleada en las úlceras dérmicas, en la hemorragia dental, como contraceptivo y antiséptico vaginal (duchas).

La resina del árbol disuelta en agua sería eficiente contra la tos en Brasil.

El fruto (semilla) es considerado afrodisíaco y un buen alimento en Brasil, Colombia y Cuba. El epicarpio contiene aceite de cardol, que es un agente vesicante empleado para eliminar verrugas y callos en Argentina, Bolivia, Colombia y Cuba, países es indicado también en el tratamiento de úlceras y enfermedades persistentes de la piel y contra la lepra. En Cuba y Perú el fruto es utilizado contra los hongos y también empleado como un drástico purgante en Bolivia y Perú. Muchas veces se advierte sobre la causticidad del aceite de la semilla y se llama la atención en su uso y aplicación.

El seudofruto (pedúnculo) es considerado en Colombia un antidisentérico que también alivia las enfermedades del pecho; un buen expectorante y béquico en forma de jarabe. En Bolivia el seudofruto fresco, cortado y macerado en agua se emplea contra los dolores estomacales. Es también considerado un buen tónico para el corazón. Con la decocción del seudofruto seco y en polvo se combaten parasitosis intestinales. En Bolivia, Colombia y Cuba se prepara un vino que se dice sería un excelente antidisentérico.

La raíz en decocción tienen empleo como purgativo en Brasil.

Las flores en infusión son usadas como astringentes, tónicas y además como excitante afrodisíaco en Colombia. La infusión de flores y hojas y la decocción de la corteza es empleada para tratar la diabetes en la Amazonía peruana.

Conclusiones

Este árbol es un gran proveedor de medicinas tradicionales tanto en Mozambique como en los países americanos, donde se registra una mayor diversidad de procedimientos e indicaciones de uso. Muchas de sus aplicaciones están respaldadas científicamente.

Coincide Mozambique con el uso como antidiarreico que se da a la infusión de hojas con Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá y Perú. También con Perú en el empleo de esta decocción como antifebril.

El poder vesicante del pericarpio de la semilla es empleado tanto en Mozambique como en Argentina, Bolivia, Colombia y Cuba para eliminar callos y verrugas.

Para la decocción de la corteza empleada en inhalaciones como anti-tusígeno en Mozambique, no se encontró una equivalencia americana. Sin embargo, esta decocción tiene amplia aplicación en Brasil, Colombia, Cuba, Honduras y Perú como antidiarréica y en el tratamiento de la diabetes en Brasil Colombia y Perú, efecto no reencontrado en Mozambique. En Perú además con igual objetivo se emplean las hojas en infusión.

Mota y otros (1985, citado por House y otros, 1995) atribuyen la actividad anti-inflamatoria a los taninos de la corteza.


Volver al artículo