Año 7. Nº 1

HELECHOS  NATIVOS  DE  CHILE  CULTIVADOS CON FINES ORNAMENTALES

 Jorge  H. Macaya
Ingeniero agrónomo, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad de Chile.
Profesor invitado de postgrado, Facultad de Agronomía Universidad Católica de Chile.
e-mail:
Jorgemacaya62@hotmail.com

 INTRODUCCION

 Chile por sus características climáticas y geo-morfológicas presenta una gran variedad de ecosistemas, en los cuales se han adaptado unas  190 taxa de helechos nativos y endémicos. Muchos de ellos se han utilizado hace muchos años con fines ornamentales, en tanto que otros, recién se está intentando su introducción al cultivo. En general  los viveristas y los locales de venta de plantas no hacen distinción entre las especies, pues a todas se les llaman  “helechos”, a pesar de existir bibliografía taxonómica abundante sobre este grupo de plantas (Gunckel, 1983; Marticorena y Rodríguez, 1995).

Sobre el cultivo de estos helechos existe muy poca información nacional, gran parte de esta información la manejan los viveristas o coleccionistas de helechos, los cuales manejan técnicas  óptimas para su cultivo en Chile, pero lamentablemente esta información no está disponible a los aficionados o profesionales, como paisajistas, agrónomos y  público en  general.

El objetivo de este trabajo es mencionar los helechos nativos cultivados en Chile y dar a conocer las técnicas óptimas para el  cultivo de este tipo de plantas.

 MATERIALES Y METODOS

 Se efectuó una revisión lo más exhaustiva posible de la información existente sobre los helechos nativos cultivados en Chile, en revistas, libros y periódicos. Posteriormente, se visitaron jardines privados y públicos a lo largo de Chile, durante aproximadamente 12 años, también viveros, criaderos y un jardín especializado en la producción de helechos ubicado en Quillota. Se colectó material el quel fue herborizado y luego identificado por la bibliografía especializada tanto nacional como extranjera.

Respecto al cultivo se obtuvo información  observando su cultivo, más datos fueron amablemente entregados por viveristas y coleccionistas. Todas las especies fueron fotografiadas en terreno y también se dibujaron muestras de herbario, especialmente lo relativo a los soros, carácter  usado en la identificación de las diferentes taxa.

 RESULTADOS

 Sobre los helechos nativos cultivados en Chile, existe una numerosa bibliografía pero ésta se encuentra muy dispersa. Entre los autores que se han referido al tema citamos a: Bailey, 1938; Behn,1996;  Diels, 1899; Gunckel,1983; Hoshizaki, 1970; Izquierdo, 1912; Johow,1948; Looser, 1931, 1947,1955,1966; Marticorena & Rodríguez, 1995; Philippi, 1881; Pümpin, 1941, Riedemann & Aldunate, 2001, 2003 y Saldía, 1997 . En estas citas bibliográficas  se nombran 18  helechos que se cultivan en Chile. Estos son los siguientes:

Adiantum chilense Kaul.f; Adiantum  excisum Kunze; Blechnum  blechnoides (Bory) Keyserl.; Blechum chilense (Kaulf.) Mett.; Blechnum hastatum Kaulf.; Blechnum  magellanicum  (Desv.) Mett.; Cheilanthes  glauca (Cav.) Mett.; Dennstaedtia glauca (Cav.) C.Chr. ex Looser; Dicksonia berteroana (Colla) Hook.; Lophosoria quadripinnata (J.F.Gmelin) C. Chr.; Microlepia strigosa (Thunb. ex  Murray) K.Presl; Microsorum scolopendria (Burm.f.) Copel.; Pteris chilensis Desv.; Pteris semiadnata Phil.; Rumohra adiantiformis (G. Forster) Ching ; Salvinia auriculata Aublet; Thelypteris argentina (Hieron.) Abbiatti (Syn. Dryopteris  argentina (Hier.) C. Chr.) y Thyrsopteris elegans Kunze.

Dicksonia berteroana es mencionada por Gunckel (1983), como una planta cultivada mundialmente en jardines botánicos y  en ciertas casas particulares de Chile, pero no indica ninguna localidad. Respecto  de  Thyrsopteris elegans  existen cuatro citas muy antiguas, una de Diels (1899) quien menciona que se cultivaba en el desaparecido Jardín Botánico de la Quinta Normal de Santiago (ver nota en este número de la revista), otra de Pümpin (1941), donde se señala que es un helecho que se cultiva al aire libre y que fructifica bien en Valparaíso;  una tercera de Looser (1966), quien observa que se cultiva en jardines privados de Valparaíso y una última cita de Gunckel (1983), quien se repite la cita de Diels y afirma que también se cultiva en jardines botánicos extranjeros”.

 Para el cultivo de helechos se recomienda en la literatura suelos orgánicos,  de pH ácido, buen drenaje, luz solar filtrada y humedad atmosférica alta (Bailey, 1938; Benth, 1996; Gunckel, 1983; Izquierdo, 1912;  Saldia, 1997) 

 DISCUCIÓN

 Al  visitar viveros y  casas de coleccionistas de estas plantas, se concluyó que en  Chile se cultivan como plantas ornamentales, al menos, unas 20 especies de helechos nativos. Davallia  solida (G. Forster) Sw.; Hypolepis poeppigii (Kunze) R.A.Rodr.; Pityrogramma trifoliata (L.) R. Tryon; y Polystichum plicatum (Poepp. ex Kunze) Hicken no habían sido incluidas anteriormente entre als especies nativas cultivadas como ornamentales. Luego de esta revisión no se pudo confirmar el cultivo de Thyrsopteris elegans y Dicksonia berteroana. La primera no se ha encontrado como cultivada hasta el presente. La segunda, corresponde a un helecho arbóreo, endémico de  Juan Fernández, muy similar a Dicksonia antarctica que se cultiva con frecuencia como ornamental en Chile y es probable que las citas referidas a Dicksonia berteroana correspondan en realidad a ésta última.

 Para el cultivo de helechos se recomienda en general su plantación en suelos orgánicos,  con pH ácido, buen drenaje, luz solar filtrada y humedad atmosférica alta (Bailey, 1938; Benth, 1996; Gunckel, 1983; Izquierdo, 1912;  Saldía, 1997)  Respecto  al cultivo de los helechos nativos, en Chile central, los podemos separar en  especies que entran en receso con temperaturas menores a 5º C y se dañan con heladas y las que crecen, sin problemas, en ambientes fríos y toleran las heladas. En el primer grupo se encuentran Davallia  solida, Dennstaedtia glauca, Microlepia strigosa, Microsorum scolopendria, Pityrogramma  trifoliata, Salvinia auriculata y Thelypteris argentina. Entre ellos, Dennstaedtia glauca, Pityrogramma trifoliata y Thelypteris argentina, necesitan tener el suelo permanentemente húmedo, especialmente en verano, ya que si no se cumple esta exigencia no prosperan; Salvinia auriculata  vive en un ambiente acuático; Microlepia, Microsorum y Pityrogramma tienen la temperatura óptima en un rango de 20-27° C. De las especies del segundo grupo Blechnum spp., Hypolepis poeppigii, Lophosoria quadripinnata y Rumohra adiantiformis;  necesitan el suelo permanentemente húmedo y ácido (pH de 4-6), además un alto nivel de humedad ambiental y temperaturas máximas de 25º C; en cambio los Adiantum, Cheilanthes glauca y los Pteris necesitan un suelo de muy buen drenaje y ser ubicados a semi-sombra. Pteris semiadnata  y Polystichum plicatum necesitan, además, suelo ácido (pH de 4-5,5) y abundante riego durante todo el año, además el drenaje del suelo debe ser muy bueno, no se puede estancar el agua.

 BIBLIOGRAFIA

BAILEY, 1938.  Manual of cultivated plants. The Macmillan Company, USA.
BEHN, U. 1996. Los helechos: antiguos habitantes. Rev. Vivienda y Decoración (El Mercurio, Santiago). Nº 9:82-83.
DIELS, 1899.  Cyatheaceae. In Engler-Prantl, Die natürlichen  Pflanzenfamilien. I. Teil, 4 Abt., p: 113-139.
HOSHIZAKI, B.J..  1970. The genus Adiantum in cultivation (Polypodiaceae). Baileya17(3):97-144; 17(4):145-191.
JOHOW, F.  1948    Flora de las plantas  vasculares de Zapallar. Rev.Chil. Hist. Nat.49:8-566.. 
GUNCKEL H 1983.  Helechos de Chile. Monogr. Anex. Anales Univ. Chile, 245 pp.
LOOSER, G. 1931. Sinopsis  de los helechos chilenos del género Dryopteris . Anales Univ. Chile, ser.3,1:191-205, 2 lám.
LOOSER, G.  1947   Los Blechnum (filices) de Chile. Anales Acad. Chil. Cs. Nat. Nº 12, (Santiago) Chile.
LOOSER,G  1955. Los helechos (Pteridófitos) de Chile Central. Moliniana 1:5-95, 31 lám. en texto.
LOOSER, G    1966.  Los Pteridófitos o helechos de Chile (excepto Isla de Pascua). Rev. Universitaria. Año 50-51 (1).
MARTICORENA y  RODRIGUEZ. 1995. Flora de Chile. Pteridophyta-Gymnospermae. Vol  1, 351 pp.
IZQUIERDO; S. 1912.  Catálogo general descriptivo e ilustrado del criadero de árboles de Santa Inés (Nos).Chile. Año 24 (5). 481 pp.
PHILIPPI, R. 1881. Catálogo de las plantas cultivadas para  el Jardín  Botánico  de Santiago hasta el  1º de mayo de 1881. Anales Univ. Chile 59:519-581.
PÜMPIN, B.   1941. Plantas chilenas. Folleto. 8 pp. Valparaíso, Chile
RIEDEMANN, P. & G. ALDUNATE. 2001. Flora nativa de valor ornamental. Identificación y propagación. Chile, Zona centro. Editorial Andrés Bello. Santiago de Chile. 567 pp.
RIEDEMANN, P. & G. ALDUNATE. 2003. Flora nativa de valor ornamental. Identificación y propagación. Chile, Zona centro. Editorial Andrés Bello. Santiago de Chile. 517 pp.
SALDÍA.M.E. 1997  Manual de Jardinería. Ed. Contrapunto. Santiago de Chile.


Citar este artículo como:

Macaya, J. 2004. Helechos nativos de Chile cultivados con fines ornamentales. Chloris Chilensis, Año 7; Nº 1.
URL: http://www.chlorischile.cl


 Volver a la portada