UNIVERSIDAD CENTRAL DE SANTIAGO DE CHILE
FACULTAD DE ARQUITECTURA
ESCUELA DE ARQUITECTURA DEL PAISAJE

Curso de Botánica Sistemática
Profesor: Sebastián Teillier A.

" Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender"


III. Las inflorescencias

Pocas plantas poseen flores solitarias. La mayor parte de ellas poseen flores agrupadas en ramificaciones especiales denominadas como inflorescencias. En términos generales existen dos tipos de inflorescencias relacionadas directamente con la forma de crecimiento del tallo, estas son inflorescencias monopodiales y simpodiales.

- Monopodiales: Se consideran como con crecimiento indefinido, pues producen flores durante toda la época de floración de la planta. Se reconocen porque presentan, en el extremo o al centro de ellas, botones recién formados que coexisten con flores recién abiertas y, frecuentemente, con frutos ya formados. También, se las conoce con el nombre de inflorescencias racemosas.
Presentan varios tipos: racimos, espigas, corimbos, umbelas, capítulos, glomérulos.

-Simpodiales: Se consideran como inflorescencias con crecimiento definido, pues la yema del extremo de la inflorescencia es la primera en producir una flor, por lo que "define" el crecimiento del eje. Producto de ello, la inflorescencia produce ramificaciones por debajo de la yema del ápice. Se reconocen porque la floración tiene lugar muy rápido y las flores se abren casi simultáneamente, rara vez se observan frutos y yemas florales, sin abrir, en la misma inflorescencia. Existen también, varios tipos de inflorescencias simpodiales o cimosas:

-cimas uníparas o monocasios: con una sóla ramificación. para estas últimas se distinguen cimas helicoidales o ripidios y cimas ramificadas en un sólo plano: drepanio, cincino o cima escorpioide.
-cimas bíparas o dicasios: con dos ramificaciones.
-cimas multíparas: con varias ramificaciones.

Figura 1: esquemas blanco y negro

Figura 2: esquemas color

Volver a la guía